Seguimos en la secuencia**

Mas todavía, conocer a Cristo significa también participar de Sus padecimientos mientras ponemos nuestras vidas en testimonio para ganar a otros. Recuerde, si padecemos con Él también con Él reinamos. La participación de Sus padecimientos es también parte del conocerlo a Él.

Pablo continuó en Filipenses, “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús” (Fil 3:12). Nuevamente, estamos buscando el patrón que Dios busca para cada uno de nosotros. ¡Un cristiano maduro es alguien que sabe que hay más para poseer en nuestra búsqueda de Dios!

Finalmente, Pablo concluye diciendo, “Una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (vv.13-14).

Esto está bueno…. termino mañana!

Bendecido Miércoles!

Pr. Raffi Inoa
Desde Bonao Ciudad de Dios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *